martes, 31 de julio de 2012

Una cura para la adolescencia

Es increíble , mi hija mayor de 18 años me dice ayer , "mamá no quiero salir a ninguna parte , solo quiero estar en casa  y quedarme aquí para toda la vida".
No podía creer lo que estaba escuchando, ¿de verdad era mi hija aquella chica, ? ¿ no me la habrían cambiado en el hospital tras la operación de apendicitis  de hace 15 días?.
Y es que no hay nada como una cura de realidad, y de humildad, para darte cuenta de cuanto te quieren tus padres y tu a ellos.
Tras la ausencia de visitas por parte de sus "amigas de juerga y diversión desde los 12 años ", por fin ella ha comprendido algo, quienes son los que te quieren de verdad, y la realidad cruda , le ha pasado factura.
Es una pena tener que pasar por algo tan duro como estar enfermo, para llegar a darnos cuenta de como son las cosas realmente.
Una vez más llego a la conclusión de que los que nos pasa en esta vida es por una causa, que nada es fortuito, y que la enfermedad es desde luego un camino, a lo mejor no el más agradable de recorrer , pero en ocasiones es muy efectivo.
No puedo dejar de reconocer que me encantan las caricias de mi fierecilla, y como nó, yo me mantengo en mi lugar por que a ella le gusta que así sea, pero me dejo querer, que para variar no está nada mal, y además !es tan agradable!.
Ánimo , madres y padres la adolescencia tiene cura, lo único malo es que el tiempo no es algo que podamos gobernar a nuestro antojo, y las circunstancias adecuadas para la cura no llegan cuando nosotros queremos, sino cuando es preciso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor sed amables y correctos en todo momento , el respeto a todo ser que nos visite es primordial para nosotros.Gracias

Datos personales