jueves, 10 de mayo de 2012

Ir al cole o aprender en casa:Una difícil decisión

A veces dudamos de nuestras decisiones, y nos comemos el coco,pensando en si lo estamos haciendo bien o mal, y es curioso  ver como llega la respuesta, en ocasiones , de la forma más clara y simple.
En estos días  fuimos al mercadillo de primavera  de la escuela waldorf de Gran Canaria, en la ciudad de Arucas, que está a veinte minutos en coche, de donde vivimos.
Lo pasamos muy bien , en especial  Ana, por los juegos , el cuenta cuentos , etc,pero al volver a casa me dijo algo que me acabó de iluminar, y fue la respuesta a mi pregunta:"Mamá, no quiero ir al colegio todos los días, solo un día a ver a mis amigos,un día y ya está", le pregunté porqué, y me explicó que no le gusta ir en coche , que se marea, y que es muy cansado ir y volver.Me dijo que le gusta estar en casa, levantarse conmigo por las mañanas. También sé que le encanta ver a Papá a media mañana, que le extraña hasta que llega del trabajo
Entonces me dí cuenta  de que mi apreciación sobre la distancia y el gasto de energía para Clara, si la llevaba a esta escuela, era demasiado para ella, y me quedé tranquila sabiendo que tomamos una buena decisión, y lo más gracioso es que la respuesta la tenia ella misma, solo que antes era pequeña para poder expresarlo con tanta claridad.

Y para más inri,al hablar con las maestras waldorf, y con otros profesionales relacionados con esta pedagogía, así como con otros padres, todos me dicen lo privilegiada que es Ana al poder quedarse en casa y nosotros de poder tenerla aquí, y que desde luego esta es la mejor opción para los niños de su edad, y yo que estaba acongojada pensando en todo lo que se perdía al no poder estar allí. Y es que realmente no hay casi nada que hagan allí que yo no pueda hacer aquí, y de la socialización tan renombrada, ya me encargo cada día de que se cubra con creces esta parte.
Por supuesto que una escuela a la vuelta de la esquina es lo ideal, y nosotras tenemos una , pero puestos a elegir, preferimos la pedagogía waldorf, y solo hay una escuela como esta en nuestra isla, y mudarse no es una buena solución para toda la familia, ya que la distancia incrementaría mucho los gatos de transporte para dos de nosotros por que estudian y trabajan por la zona en la que vivimos actualmente.
Ahora dejamos las cosas en manos de Dios , que sabe muy bien lo que necesitamos y los que nos conviene y confiamos en que pondrá delante de nosotros las respuestas y las soluciones que se adapte a nuestra familia.

Ir al cole o aprender en casa:Una difícil decisión

A veces dudamos de nuestras decisiones, y nos comemos el coco,pensando en si lo estamos haciendo bien o mal, y es curioso  ver como llega la respuesta, en ocasiones , de la forma más clara y simple.
En estos días  fuimos al mercadillo de primavera  de la escuela waldorf de Gran Canaria, en la ciudad de Arucas, que está a veinte minutos en coche, de donde vivimos.
Lo pasamos muy bien , en especial  Clara, por los juegos , el cuenta cuentos , etc,pero al volver a casa me dijo algo que me acabó de iluminar, y fue la respuesta a mi pregunta:"Mamá, no quiero ir al colegio todos los días, solo un día a ver a mis amigos,un día y ya está", le pregunté porqué, y me explicó que no le gusta ir en coche , que se marea, y que es muy cansado ir y volver.Me dijo que le gusta estar en casa, levantarse conmigo por las mañanas. También sé que le encanta ver a Papá a media mañana, que le extraña hasta que llega del trabajo
Entonces me dí cuenta  de que mi apreciación sobre la distancia y el gasto de energía para Clara, si la llevaba a esta escuela, era demasiado para ella, y me quedé tranquila sabiendo que tomamos una buena decisión, y lo más gracioso es que la respuesta la tenia ella misma, solo que antes era pequeña para poder expresarlo con tanta claridad.

Y para más inri,al hablar con las maestras waldorf, y con otros profesionales relacionados con esta pedagogía, así como con otros padres, todos me dicen lo privilegiada que es Clara al poder quedarse en casa y nosotros de poder tenerla aquí, y que desde luego esta es la mejor opción para los niños de su edad, y yo que estaba acongojada pensando en todo lo que se perdía al no poder estar allí. Y es que realmente no hay casi nada que hagan allí que yo no pueda hacer aquí, y de la socialización tan renombrada, ya me encargo cada día de que se cubra con creces esta parte.
Por supuesto que una escuela a la vuelta de la esquina es lo ideal, y nosotras tenemos una , pero puestos a elegir, preferimos la pedagogía waldorf, y solo hay una escuela como esta en nuestra isla, y mudarse no es una buena solución para toda la familia, ya que la distancia incrementaría mucho los gatos de transporte para dos de nosotros por que estudian y trabajan por la zona en la que vivimos actualmente.
Ahora dejamos las cosas en manos de Dios , que sabe muy bien lo que necesitamos y los que nos conviene y confiamos en que pondrá delante de nosotros las respuestas y las soluciones que se adapte a nuestra familia.

Datos personales