miércoles, 20 de febrero de 2013

Celebrando San valentin

Nosotros hemos celebrado San Valentín haciendo algunos regalitos en casa  con fieltrina y lana cardada. 
Clara opto por regalarle a su hermana esa planta artificial, y yo un forro para la agenda de mi churri. 
El tuvo un detalle muy romántico regalándome una rosa y enviándola con la señora de la floristería  me encantó fue un detalle precioso.
A Clara le hice una mini libreta de corazón de fieltrina, usando una hoja de las acuarelas pintadas por ella, para el interior.
Coincidiendo con que Clara estaba malita aprovechamos la oportunidad y nos pusimos manos a la obra, pasamos un rato entretenido haciéndolo.
Nosotros no lo celebramos con demasiado ímpetu pero si nos gusta compartir algún detalle, cuando podemos, ya que dar y recibir es algo maravilloso y un buen comportamiento para que nuestros hijos copien, y crezcan.
Según nos cuenta la Wikipedia: El Día de San Valentín es una celebración tradicional de países anglosajones que se ha ido implantando en otros países a lo largo del siglo XX principalmente en la que las parejas de enamorados expresan su amor y cariño mutuamente. Se celebra el 14 de febreroonomástico de San Valentín. En algunos países se conoce como Día de los Enamorados y en otros como Día del Amor y la Amistad.

Muchos piensan que San Valentín se celebra desde hace poco y que surgió por el interés de los grandes centros comerciales, pero su origen se remonta a la época del Imperio Romano.
San Valentín era un sacerdote que hacia el siglo III ejercía en Roma. Gobernaba el emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, porque en su opinión los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras.
El sacerdote consideró que el decreto era injusto y desafió al emperador. Celebraba en secreto matrimonios para jóvenes enamorados (de ahí se ha popularizado que San Valentín sea el patrón de los enamorados). El emperador Claudio se enteró y como San Valentín gozaba de un gran prestigio en Roma, el emperador lo llamó a Palacio. San Valentín aprovechó aquella ocasión para hacer proselitismo del cristianismo.
Aunque en un principio Claudio II mostró interés, el ejército y el Gobernador de Roma, llamado Calpurnio, le persuadieron para quitárselo de la cabeza.1
El emperador Claudio dio entonces orden de que encarcelasen a Valentín. Entonces, el oficial Asterius, encargado de encarcelarle, quiso ridiculizar y poner a prueba a Valentín. Le retó a que devolviese la vista a una hija suya, llamada Julia, que nació ciega. Valentín aceptó y en nombre del Señor, le devolvió la vista.1



Este hecho convulsionó a Asterius y su familia, quienes se convirtieron al cristianismo. De todas formas, Valentín siguió preso y el débil emperador Claudio finalmente ordenó que lo martirizaran y ejecutaran el 14 de febrero del año 270. La joven Julia, agradecida al santo, plantó un almendro de flores rosadas junto a su tumba. De ahí que el almendro sea símbolo de amor y amistad duraderos.1

Datos personales