sábado, 26 de octubre de 2013

El pan nuestro de cada dia



Una amiga nos ha enseñado a hacer pan marroqui muy rico y lo hicimos en casa , ahora a menudo en el almuerzo lo preparamos y lo comemos calentito . Es como  el pan libanes .
Les animo a que lo intenten ,merece la pena, y los niños lo disfrutan mucho.

domingo, 13 de octubre de 2013

Fista de San Miguel y Fiesta de la cosecha


Por fin llego San Miguel y como cada año nos hemos retrasado un poco con los preparativos,que se le va a hacer.
Pero llegado el momento , nos pusimos manos a la obra, compramos con la ayuda de una amiga la madera de balsa para las espadas, y todos lo necesario para la sopa y la macedonia.
Quedamos un domingo después de Misa en casa, y entre todos, incluyendo a Sandra y Anthony, nuestros amigos invitados para este año a compartir la experiencia, lavamos y cortamos las frutas y verduras, preparamos una rica sopa, y una deliciosa macedonia , para celebrar la fiesta tras las pruebas del valor.
Todo iba transcurriendo entre cuentos  y leyendas sobre san Miguel  y el dragón, o historias similares de experiencias de valor y coraje , tanto de mujeres como de hombres , pues la personas , hombres y mujeres por igual a menudo tenemos que enfrentarnos en la vida a momentos donde el valor y el coraje lo necesitamos por  igual , alguna vela encendida, y algún pedazo de fruta que se colaba por la boca.
Aunque la verdad es que se me fue la mano con la pimenta, "UPS un pequeño accidente, cosas del directo".
Preparamos la masa para el bizcocho o queque como lo llamamos en canarias, y nos fuimos a dar una vuelta que estamos un poco estresados y no era plan. Tras la vuelta a casa , horneamos y dimos forma la queque y nos quedo un dragón precioso, y entonces empezamos a preparar las espadas y las coronas de valor. Los niños se portaron maravillosamente, lijaron con energía sus espadas y fueron muy pacientes, aunque las madres no lo pasamos tan bien por que la madera de balsa no es muy solida y no la podíamos trabajar tan bien como otras madres, pero era lo que teníamos así que nos pusimos manos a la obra y con maña nos quedaron unas espadas muy chulas.
Y por fin.... el momento tan esperado por los niños, el comienzo solemne de las pruebas del valor.
Tras ponerles sus capas de raso, y hacerles entrega de sus espadas , en un acto solemne, les dimos las instrucciones  precisas, para que pudiesen llevar a cabo su cometido con honor y en compañerismo, y ellos como siempre hacen los niños se lo tomaron muy en serio, atravesaron un oscuro y estrecho túnel , ayudandose en todo momento el uno al otro, cruzaron el puente sobre el rió,y pasaron por debajo de una montaña tras una gruta oscura, ruidosa, y resbalosa, pero ellos llegaron al final del camino y no sin algunos tropiezos , pero con gran valor y compañerismo subieron la montaña y recogieron su corona de valor.
Les dimos unos minutos para que recuperaran el aliento  e intercambiaran impresiones, y aun es ese momentos daban ánimos el uno al otros y se reconocían mutuamente  los éxitos conseguidos.
Fantástico , maravilloso, fue verdaderamente hermoso.
Y acto seguido , fueron recibidos con honores, y rodilla en tierra, nombrados caballeros y dama de San Miguel, y como tal coronados, y tras todo esto gritamos juntos un fuerte y emocionado !Viva San Miguel¡ Y "Que comience la fiesta".
Luego nos fuimos al salón y compartimos una rica merienda cena, y finalmente acabos trinchando a nuestro dragón dulce, no sin cierta pena por romper tan bonito bizcocho.
Luego cada machuelo a su olivo , pues Anthony va al cole y  tenia que dormir pronto, y todos caímos fulminados  en la cama tras la intensidad de ese grandioso día, y ya no queda mas que dar gracias a Dios y esperar al próximo año, a ver si tenemos cámara y podemos gravar algo y ofreceros algunas imagenes que nos hemos quedado un poco chafados , pero que se le va a hacer , la tecnología es así.
 En nuestra familia  vivimos   de manera solemne y divertida a la vez  este momento, por un corto espacio de tiempo cada niño y niña se transforma  en dama o caballero de San Miguel y experimenta, el valor personal y grupal, y el compañerismo , por que es una norma importante ayudar al amigo que tiene problemas para conseguir llegar hasta la corona de valor, así no hay competencia, sino un gesto de ayuda mutua, y es maravilloso ver como se ayudan y consiguen llegar juntos . Los niños sienten gran pasión y satisfacción, así como alegría cuando ellos  ponen sus rodillas en el suelo y se les ordena como caballeros o damas y se les impone su corona, y luego se lo pasan genial comiendo lo que ellos mismos han preparado. Es una experiencia muy bonita , que me encanta compartir con algún amigo de nuestra hija cada año.



Datos personales