viernes, 21 de diciembre de 2012

"Un maravilloso día"

Tengo que pediros disculpas la verdad es que últimamente , me cuesta escribir y no se por que, porque no me faltan experiencias vividas, sobre todo desde que estoy asintiendo al seminario de acercamiento a la pedagogía waldorf y a la antroposofía.
Pero en esta época de Navidad, muchas cosas se remueven en mi interior, y mi estado anímico se debilita, así que me cuesta mucho centrarme.
Pero aquí estoy de vuelta, para compartir con vosotros algunas cosillas.
Me gustaría compartir  una preciosa vivencia que me sucedió hace algunos días con mi hija pequeña Clara.
Hacía un tiempo que la abuela  y Clara no tenían una relación muy buena, ya que ambas tienen caracteres que chocan y Clara se sentía agobiada y se enfadaba mucho, y la abuela se sentía frustrada, ya que no conseguía tener con ella la relación que quería,y entonces decidimos que descansaran la una de la otra, y espaciar los encuentros, además de acortarlos  para que volvieran a ponerse los sentimientos en su sitio, y ese día la invitamos a venir y comer con nosotras después de muchos días sin verse.
Quedamos con la abuela  en la iglesia, en  un día muy especial en que se celebraba la fiesta de navidad con los niños de la catequesis con actuaciones y demás.
La abuela traía una bolsa preciosa de ositos para donar en la iglesia con un juguete dentro,pues  al ver que otros niños traían un regalo para donar en la iglesia, pensó que a lo mejor nosotras no traíamos nada, y no se equivocó , a mi se me había olvidado este detalle.
Cuando Clara lo vio , como niña que es, esperaba que el regalo fuese para ella, y además la empatía no es precisamente el punto fuerte de los niños de cinco años , salvo excepcione claro.Así que la abuela le prometió comprarle una bolsa como aquella cuando salieran de misa, y así lo hizo.
Estuvimos en el parque, y nos sacamos unas fotos muy lindas, algunas casi mágicas, y luego fuimos a casa para comer juntas.
Entonces Clara se dispone a hacer la oración  y cuando dice su segunda frase, se me hizo un nudo en la garganta y se me ilumino el corazón, por que Clara decía tapándose la boca, por su timidez: "Y por este maravilloso día".  Quizás parezca una frase normal en medio de una oración, pero es que para ella, ese día era maravilloso por que su abuela estaba con ella,De ahí que fuese un día "maravilloso " para ella.
Este suceso  nos muestra que cuando tenemos una relación algo difícil con alguien, no siempre es necesario dejar la amistad o la relación , tan solo es necesario tomarse unos días y relajarnos y descansar , dejar reposar los sentimientos.
Pronto comenzaremos a recordar lo bonito de nuestra relación con esa persona y volveremos a extrañarla y a desear su compañía , pero teniendo en cuenta en el futuro que quizás hay que evitar agobiarse mutuamente, que como se dice en mi tierra "la ralera trae cagalera", y aunque suene muy vulgar es una realidad.
Como ya dije una vez en una entrada que publiqué, a veces  "Menos es más".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor sed amables y correctos en todo momento , el respeto a todo ser que nos visite es primordial para nosotros.Gracias

Datos personales